Cine: Deuda de sangre

Autor: Juan Adrada

publicado el 25-02-2016

Título original

Blood Work

Año

2002

Duración

115 min.

Director

Clint Eastwood

Guión

Brian Helgeland (Novela: Michael Connelly)

Música

Lennie Niehaus

Fotografía

Tom Stern

Reparto

Clint Eastwood, Jeff Daniels, Anjelica Huston, Wanda De Jesus, Tina Lifford, Dylan Walsh, Paul Rodriguez, Mason Lucero, Gerry Becker, Rick Hoffman, Dina Eastwood

Productora

Warner Bros. Pictures / Malpaso production

Nueva Acrópolis - Cine Deuda de Sangre

Probablemente el público mayoritario seguirá identificándole siempre con los papeles de policía de la serie de Harry Callaghan, el defensor de la ley más duro de la historia del cine, pero para mí siempre será el genio de mirada profunda que sabe retratar como nadie el corazón de los perdedores. Sea como fuere, una vez al año tengo una cita inexcusable a la que acudir con un Clint Eastwood siempre sorprendente, ya sea delante o detrás de las cámaras.

Aunque no todo van a ser Sin perdón o Un mundo perfecto. De vez en cuando también tiene que colarse algún gazapo. Y no es que este sea el caso de Deuda de sangre, que es una película muy correcta, tirando a buena. Pero ya se sabe: cuando las expectativas son muy altas, es muy difícil alcanzarlas, y es que últimamente el listón estaba muy elevado. Aún así, la última película de Eastwood no desmerece en nada sus producciones anteriores, aunque ya empiece a estar un poco visto en el papel de súper abuelo en las últimas, que con tanto acierto estrenó luciendo el agotamiento físico y moral del guardaespaldas del Presidente de los Estados Unidos en En la línea de fuego, y que desde entonces ha repetido incansablemente en Space Cowboys -versión cómica-, Los puentes de Madison -versión romántica-, Poder absoluto -versión suspense-, y ahora en Deuda de sangre -versión drama-.

El protagonista de la película es un veterano agente del FBI, un Harry el sucio reblandecido por la edad, especializado en detener asesinos en serie, que tras una persecución a carrera tendida sufre un infarto y está dos años esperando un corazón para un trasplante. Recién operado, y retirado definitivamente del servicio, recibirá la visita de una misteriosa mujer que le encarga resolver el asesinato de su hermana, la mujer que le ha proporcionado el nuevo corazón que ahora tiene.

No se trata de un guión original, sino de una adaptación muy libre de una novela de Michael Connelly, que Eastwood hace suya por completo, haciendo gala una vez más de fuerza narrativa y capacidad de convicción. A la película no le falta de nada: intriga policíaca, acción sin desmesuras, un poco de melodrama, algo de romanticismo y algunos toques de humor. Un cóctel acertado aunque el final sea un poco previsible y te deje con cierto sabor a argumento muy trillado en series de televisión de éxito, como Profiler o Murder One.

Bien arropado por un elenco de segundos actores bien escogidos, con un especial protagonismo de Jeff Daniels en un papel lleno de matices, y una Anjelica Huston que casi pasa desapercibida, como lujoso telón de fondo, la película se desarrolla de forma convencional y efectiva, sin dar nada más de lo que pretende, una muestra correcta de cine de suspense que, desde luego, no pasará a la historia del cine.

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies