Cine: Avatar

publicado el 03-12-2014

Año de entrega: 2009
Duración: 162 minutos
Categoría de película: Acción, Aventura, Fantasía
Director: James Cameron
Escritor: James Cameron
Actores principales: Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver

Nueva Acrópolis - CineEn un futuro no tan lejano, las personas descubren un nuevo planeta, Pandora. Este planeta contiene un mineral que la gente usa como combustible. Un Pueblo trata primero de civilizar al “pueblo de indígenas salvajes” y cuando esto falla, usan la fuerza de las armas para conquistarlos. La Ciencia es su aliada, proporcionándoles armas ponderosas. Los científicos también crearán híbridos genéticos usando AND humano. De esta forma, crean cuerpos idénticos al de los “salvajes” (éstos son llamados “avatares”), que son mucho más grandes que los humanos, piel azul y adecuados a la atmósfera del planeta donde ningún humano puede vivir sin una máscara de oxígeno. Así, el científico se convierte en un pequeño dios porque puede colocar la conciencia de un hombre dentro de un avatar, y sentir y vivir cualquier cosa que su avatar sienta y viva. Es como poner un alma directamente dentro de un cuerpo.

Hay una trama complicada cuando un hombre es enviado como espía y se enamora de la naturaleza del planeta y su pueblo. Acepta sus costumbres y tradiciones, y es iniciado en sus rituales. Se da cuenta que su respeto por la Madre Naturaleza, su fe y todo lo demás alrededor de ellos (se fundamenta en energía prestada que ellos tienen que conservar y usar sabiamente), es lo que hace que sus vidas sean felices y tengan significado. Poco a poco logra conocer un mundo muy diferente del que pudo alguna vez imaginar o entender, y se da cuenta que el pueblo bárbaro e incivilizado no es el que carece de tecnología, sino aquel que ha perdido sus valores al tratar de obtener grandes ganancias.

La película destaca temas actuales. Nuestra historia está llena de “tribus salvajes” conquistadas para ganancia y explotación. La conquista se justifica de forma diferente de época a época (conquistamos ya sea para expandir el cristianismo o para aplicar la democracia), pero el método es siempre el mismo y varía de acuerdo al nivel de tecnología de cada era. El dicho dice que el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones y algunas veces el fanatismo y la fe en nuestros valores nos hace incapaces de darnos cuenta de otros aspectos de la realidad. ¿Cuán justo puede ser un hombre o toda una civilización cuando no se puede entender otro aspecto de la realidad? ¿Puede existir la verdad si no hay justicia? ¿Puede existir el amor? ¿Puede haber sabiduría? ¡Probablemente no!

La única cosa que puede mantener al hombre lejos del fanatismo y terrorismo es la sabiduría acompañada del entendimiento. El hombre debe aprender, tratar de conocer, de ser global, de ser un ser humano holístico. La Sabiduría también proporciona la habilidad de escoger y, por lo tanto, de ser libre (este es un héroe que vuela sobre la espalda del dragón), y es peligroso para los mecanismos de defensa y conservación.

Los Avataras en el Hinduismo son encarnaciones divinas de seres superiores de los cuales los primordiales son Dioses en la tierra. Por ejemplo, se considera que Visnú, Shiva y Ghanesa descendieron a la tierra en forma de Avatares; Jesucristo y Mahoma son considerados Avatares por los hinduistas.

Esto sucede cuando una deidad usa una personalidad específica para transmitir un mensaje. Para las religiones orientales el concepto de Avatar se refiere a la expresión superior de un ser iluminado, desligado de la rueda de encarnación. Por lo tanto, un avatar es totalmente libre de escoger y se esclaviza conscientemente a sí mismo a la materia para enseñar el amor a TODOS.

El héroe de la película representa aquí al emisario, pero como no es un ser iluminado y su propósito no es virtuoso, es enseñado por los “salvajes” y no puede enseñarles a ellos. No podemos ignorar que el héroe es discapacitado. Pero a pesar de tener poca fuerza física, es psicológicamente fuerte. Esto es importante porque sus valores internos y habilidades lo transforman en un guerrero de la luz. Las pruebas por las que pasa (como se ve en las civilizaciones tradicionales, por ejemplo los indios) están ahí para sacar a la luz sus fortalezas esotéricas y virtudes. Esta es la forma de entender “volar sobre el dragón” como una prueba que sólo los muy capaces pueden manejar.

Hay muchas tradiciones de los Indios Pieles Rojas en la película. Relatos similares también están en otras películas (“Danza con Lobos”, “El Último de los Mohicanos”, etc.)Quizá hoy más que nunca, existe una necesidad urgente de una conciencia ecológica que estas las civilizaciones tradicionales respetaron

Así se manifiesta claramente en la respuesta del Jefe indio Seattle en 1855 al Presidente de los Estados Unidos cuando solicitó comprar sus tierras. Algunas frases de esta carta son muy similares con la trama de la película:

… Todo en esta tierra es sagrado para mi pueblo
… la savia del árbol contiene los recuerdos del pueblo con piel roja. Somos parte de esta tierra y esta tierra es parte de nosotros.
… Los ríos son nuestros hermanos, elles nos quitan la sed
… El aire es valioso para el pueblo con piel roja porque lo comparten todos: animales, gentes, árboles. El aire comparte su espíritu con toda vida que preserva. Todo lo que afecta a la tierra también afecta a los hijos de la tierra.
…Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a sí mismos. El hombre no creó la trama de la vida, es sólo una fibra de la misma. Lo que haga con ese tejido, se lo hace a sí mismo.
… Todo está conectado entre sí, como la línea de sangre conecta a los miembros de una familia.

Al final de la película hay una impresionante cooperación de toda la naturaleza para expulsar lejos a los invasores – personas que destruyen todo en su propio beneficio. La Gran Madre Tierra se da cuenta de las angustias de la “población indígena” y reacciona.

La fe en la Gran Madre o Madre Tierra como un arquetipo matriarcal se encuentra en las mitologías todo el mundo. El arquetipo de la Gran Madre se percibe incluso en la era Neolítica, representada por figurillas de la fecundidad, representando diferentes formas de la pureza, fecundidad y sabiduría. En la película la Gran Madre se llama “Eywa”. Pero Eywa no se encarga de los problemas del hombre; esto no se debe a la falta de amor o preocupación. Tal como lo dice la amiga indígena del héroe, Eywa no es de nadie; ella es la madre de todas las criaturas, incluso de quienes le hacen daño. Lo que tiene que hacer es mantener el equilibrio. Ella es el factor que regula el ritmo de energía-vida.

El lugar más sagrado en el Planeta es el árbol sagrado que lleva la memoria de todos los ancestros. Encontramos el “árbol de la vida” en muchas civilizaciones. De acuerdo con Mircea Eliade, el árbol simboliza la regeneración del universo, la fuente de la vida, el carácter de lo sagrado del mundo y su fertilidad. Se trata del árbol de la Vida y la Inmortalidad, el árbol del Destino, el árbol del Conocimiento, y así muchos más. En las culturas escandinavas encontramos a Yggdrasil, el gigantesco árbol que conecta los nuevos de la Cosmología Escandinava. En la Cábala Judía, el Árbol de la Vida se encuentra en su Cosmología. Para la tradición turca y de otras civilizaciones del sur de Siberia, el Universo está constituido por 3 zonas: el mundo superior (cielo), el mundo medio (tierra) y el mundo inferior (inframundo), que están conectados entre sí a través de un árbol al que llaman abedul o álamo de hierro. Las almas de los niños y los animales descansan en sus ramas. El árbol cósmico determina, organiza y conecta los tres mundos. Las ramas superiores cobijan la residencia del Dios del Cielo y sus raíces se introducen profundamente en el submundo. Estos pueblos creían que los chamanes viajaban entre el Mundo Superior y el Inframundo al subir en este árbol. Debemos también recordar el árbol bíblico del Conocimiento con sus frutos preciosos.

El árbol en esta película es el Árbol de Oraciones, el cual lleva los recuerdos de los ancestros y a través del cual se escuchan sus voces. Es la presencia de Eywa no es una coincidencia que suena como “Eva”, que en hebreo significa “vida”.

Más allá del simbolismo debemos darnos cuenta de su relación con la realidad. Podríamos considerar esta película como un tipo de protesta artística del director contra la destrucción de uno de los grandes “pulmones” de la tierra, el bosque amazónico. Cierto es que los nativos del Amazonas sufrieron la destrucción de su tierra, el desarraigo de árboles y la deforestación. Para estos pueblos, esto no fue solamente una usurpación, sino una extirpación de la fuente de sus vidas. Esto ha venido sucediendo por años y solamente hasta hace poco que las protestas contra la destrucción se han incrementado. Cada día, más y más personas son conscientes de lo que expresó el Jefe indio a través de poéticas palabras que venían directamente de su alma:

“… pues no comprendemos el que los búfalos sean exterminados, los caballos bravíos sean domados, los rincones secretos del bosque denso sean impregnados del olor de muchos hombres y la visión de las montañas obstruida por hilos de hablar. ¿Qué ha sucedido con el bosque espeso? Desapareció. ¿Qué ha sucedido con el águila? Desapareció. La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia”.

 

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies