Anécdotas filosóficas: Tales, filósofo, matemático y… meteorólogo

publicado el 01-08-2017

Nueva Acrópolis - Tales de MiletoComo nos cuenta Aristóteles, (Política, 1259a), Tales de Mileto tuvo que soportar durante años las burlas de quienes pensaban que sus muchas horas de trabajos, investigación y amor a la sabiduría eran inútiles. Pero un día decidió sacar rendimiento a su sabiduría. Sus conocimientos astronómicos y las observaciones meteorológicas le sirvieron para saber antes que nadie que la siguiente cosecha de aceitunas sería magnífica. Reunió el dinero que fue capaz y arrendó todas las prensas de aceitunas que había en Mileto y Quíos. La cosecha fue, efectivamente, buenísima, y todos los demás agricultores tuvieron que pagarle, por usar las prensas. Así demostró que es fácil para los filósofos enriquecerse, si quieren, pero no es eso por lo que se afanan.

Créditos de las imágenes: Lavallen

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies