Anécdotas filosóficas: La humildad de Unamuno

Autor: Juan Carlos del Río

publicado el 01-05-2017

Nueva Acrópolis - Unamuno

Retrato de Miguel de Unamuno por Joaquín Sorolla (1912). Museo de Bellas Artes de Bilbao.

La franqueza, a la par que la arrogancia, de Don MIguel de Unamuno eran legendarias. Cuando el rey Alfonso XIII lo condecoró con la Gran Cruz de Alfonso XII, el escritor mostró su satisfacción diciendo:

Es para mí un honor recibir esta condecoración que tan merecidamente se me otorga.

Al oír esto, el rey no pudo ocultar su sorpresa, pues estaba acostumbrado a oír palabras de humildad por parte de los condecorados.

¡Caramba! –le dijo el rey-, ¡es usted el primero que me dice eso! Hasta ahora todos los homenajeados me habían dicho que ellos no se merecían tal honor.

Unamuno apostilló:

Y probablemente no les faltaba razón.

Créditos de las imágenes: DcoetzeeBot

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies