La música, expresión del alma

Autor: Delia Steinberg Guzmán

publicado el 05-12-2019

Cuando por breves instantes logramos escaparnos de la rutina material del vivir con minúsculas, se abren nuestros ojos ante la inmensidad del Universo que sabemos incomprensible, pero que sin embargo no sentimos ajeno a nuestra condición de humanos. ¿Qué es lo primero que entonces nos llama la atención? El orden, la armonía inquebrantable con que todo se desenvuelve, los sonidos incansables con que los ciclos vuelven a aparecer una y otra vez… Eso es música.

Música, expresión del alma

Así cobran nuevo valor las palabras de los viejos filósofos que nos explicaban aquello de la “armonía de las esferas”. Así entendemos que, efectivamente, detrás de nuestros ruidos, existen sonidos bellos y encadenados que van atando sutilmente las formas universales de la vida. Así entendemos que la Música que llega a nuestros oídos es apenas una sombra –y no por eso menos bella ante nuestros imperfectos sentidos- de aquella otra Música Cósmica que probablemente resonará cadenciosa e infinitamente en el Espacio.

Por eso hoy vi la Música y entendí su gran secreto. Ella no es obra ni creación de los humanos, o por lo menos no es fruto de los humanos enceguecidos y encadenados a la materia…Ella viene de lejanas regiones y se deja atrapar por los genios que, en sus raptos de inspiración, pueden ascender a las esferas de la Armonía. Estos son los hombres felices -¿verdaderamente felices?- que pueden vivir el fenómeno de elevarse hasta ese mundo superior y transcribir luego, con la desesperación de la prisa, unas notas en sus páginas, o unos acordes en sus instrumentos, que deberán resumir lo que ellos percibieron tan esclarecedoramente.

Y a nosotros nos queda el oír o el ver… el abrir esa puerta mágica que alguna vez fue secreta y hoy nos muestra el camino de la Música. Los sonidos no mueren en el aire, no se desvanecen en el tiempo; basta querer ver para observarlos danzando en el espacio, repitiéndose miles de veces en la memoria. Es la Armonía que clama por sus ancestros; es la Música que se presenta ante nosotros.

¿Quieres verla tú también? Hay muchos autores que la han escrito para ti…Hay muchos hombres que expresaron su Verdad a través de la Belleza del sonido. Y es seguro que, si dejásemos penetrar esa Armonía en el fondo mismo de nuestro ser, muchas angustias serían barridas como por arte de magia: el ritmo universal habrá puesto orden en nuestro micro-universo que llamamos “hombre”.

Créditos de las imágenes: Jefferson Santos

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *