Cine: Megamind

Autor: Juan Adrada

publicado el 08-07-2015

Nueva Acrópolis - CineTitulo: Megamind
Año: 2010
País: Estados Unidos
Duración: 96 minutos
Categoría de película: Comedia, Familiar, Animación
Director: Tom McGrath
Guionistas: Alan J. Schoolcraft, Brent Simons
Actores principales: Brad Pitt, Will Ferrell, Tina Fey, Jonah Hill

Hay quienes dicen que en lo sencillo se encuentran las grandes verdades, y este film puede ser un buen ejemplo de ello. Cuenta la historia de un  extraterrestre que estaba destinado a la grandeza según sus padres, y fue enviado a la tierra con ese destino. Allí conoce al que sería su enemigo durante toda la vida y con el que viviría grandes batallas. Por vivencias infantiles, nuestro protagonista Megamente,  encuentra en la maldad la respuesta a su grandeza, y se propone convertirse en el villano más grande de toda la historia. Luego de derrotar a su enemigo, su vida carece de sentido ¿Qué puede hacer un villano si no tiene a un superhéroe al qué enfrentarse? y crea a un nuevo superhéroe Titán, solo que en este caso el héroe creado carece de lo que se necesita para manejar todo poder: ética. A partir de esta experiencia, Megamente se da cuenta que su perversidad no es sino una elección equivocada que había tomado.

Esta película de franja infantil nos habla de manera sencilla y divertida de la responsabilidad que tenemos cada uno de nosotros mismos en la construcción de nuestra vida a partir de las elecciones que hacemos. ¿Somos realmente aquello que queremos ser? ¿O por el contrario somos el resultado de lo que la sociedad quiere que seamos? La respuesta del film es que somos los responsables de edificar y de elegir sobre nuestras vidas: “Qué curioso, el destino no es el camino que nos trazan, sino el que elegimos nosotros mismos”.

Y en esta elección de nuestra vida, como pilar fundamental  aparece un elemento trabajado de igual manera en la película: la ética. ¿Qué nos impulsa a tomar determinadas elecciones? ¿Con base a qué lo hacemos? En un mundo en el que la escala de valores humanos depende de las circunstancias y las creencias personales, se genera un profundo vació y descontento social.

En este escenario, vuelve a aparecer la ética, como proyecto de la inteligencia humana, entendida como la posibilidad de construir un acuerdo colectivo que privilegie lo que el pensador José Antonio Marina  llamaría: poderes simbólicos mancomunados, basado en la reciprocidad y cuya fuerza proviene de todos los que con su voluntad y su deseo los  mantienen. La ética, es el proyecto del hombre que se construye de manera consiente a sí mismo, y que busca su lugar en el mundo, porque ha entendido que el proyecto humano es colectivo, y pretende dignificar lo mejor que hay en nosotros, para ponerlo al servicio de los otros y de una causa que nos ennoblezca.

Nuestro mundo actual esta sediento de hombres éticos, que construyan su propuesta humana basada en virtudes claras que conforme una base sólida de vida. Cualquier motor de reflexión que nos permita esta construcción es enormemente valido y enriquecedor. El film es una excelente excusa para ello.

 

 

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.