Simbolismo de… la esfinge

Autor: M.A. Carrillo de Albornoz y M.A. Fernández

publicado el 02-09-2015

Es el guardián de los umbrales prohibidos y de las momias reales, escucha el canto de los planetas; vela el borde de las eternidades. Representarían un poderío soberano, despiadado con los rebeldes y protector de los buenos. Por ser felino es irresistible en el combate. Sus rasgos y su posición expresan la serenidad en la incertidumbre.

Nueva Acrópolis símbolo Esfinge

Escultura funeraria arcaica griega (560–550 aC), en el Museo Arqueológico de Cerámica (Atenas).

En Grecia había leonas aladas con cabeza de mujer, enigmáticas y crueles, símbolo de la femineidad pervertida. Planteaba enigmas a los caminantes y devoraba a quienes no sabían responderlos. Simbolizaría la intemperancia y la dominación perversa, secuelas destructoras del reinado de un rey perverso. No puede ser vencida sino por el intelecto.

En el curso de su evolución ha venido a simbolizar también lo ineluctable; hace surgir la idea del enigma. Representa el comienzo de un destino, que es a la vez misterio y necesidad.

Créditos de las imágenes: Marsyas

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

Un comentario

  1. carlos antonio diaz-garzon almada dice:

    Hace poco establecí lazo de comunicación con la Revista Esfinge digital.
    Por este motivo quise profundizar en el simbolismo de la esfinge en contextos .
    Amén , Namasté .

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *