¿Es hora de olvidar?

Autor: Delia Steinberg Guzmán

publicado el 05-06-2018

Es hora de olvidar…

Este parece haberse convertido en el “eslogan” de los hombres en los últimos tiempos. Y en verdad nos conmueve el hondo contenido de comprensión que encierra esta bella expresión.

Nueva Acrópolis - OlvidarIndudablemente la vida está llena de tropiezos, de experiencias dolorosas, de males a veces inevitables que hacen llenar los ojos de lágrimas de solo pensar en ellos. Y por eso nos parece loable el intento de dejar atrás el sabor amargo y los rencores que llenan el corazón y dificultan la acción.

Pero una cosa es trabajar liberados de rencores, y otra muy diferente es hacerlo en perpetuo estado de “amnesia”. Una cosa es la generosidad de corazón que entiende que es necesario continuar siempre más allá de los dolores, y otra cosa es olvidar el motivo de los dolores. Si un hombre se quema una mano, es mil veces más prudente que busque remedio a su quemadura y que trate de no tener la mente siempre en su dolor; pero en nada le beneficia el olvidar que fue el fuego quien lo quemó.

De ahí que nosotros propondríamos un eslogan diferente: Es hora de comprender

Es hora de comprender que el conflicto forma parte de la misma existencia, y que es reflejo entre los hombres del conflicto cósmico que hace que día y noche se turnen en su aparición, que el mar suba y baje sobre las arenas de la playa, que el verano y el invierno se sucedan el uno al otro en una aparente guerra que escapa a nuestro corto entendimiento. Pero la naturaleza nos muestra un conflicto sano, del cual devienen crecimiento y construcción enraizados en etapas de destrucción y silencio. También los hombres tenemos días y noches, momentos oscuros de la civilización y momentos luminosos. Unos y otros tienen profundas causas, y el conflicto marca siempre la llegada de cada uno de esos momentos.

Por eso es preferible el estudio profundo, la comprensión de esas crisis y no el olvido de ellas. De la comprensión nace la sabiduría, y solo de ese modo podremos hacer que las crisis sean un poco más llevaderas.

Debemos cuidar de quienes nos inducen a un olvido total de la historia: ellos solo pretenden “tabulas rasas”, mentes en blanco, para poder repetir con ellas procesos de revancha y no de evolución. Tal equivaldría a aprender todos los días a caminar, hablar y comer, como si nunca hubiésemos vivido antes de cada mañana. Así solo se pierde el tiempo y la calidad de hombres inteligentes.

Está en el hombre el borrar la ignorancia a medida que avanza; y el recuerdo saludable es su mejor aliado. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra… y eso le sucede porque no recuerda…

Créditos de las imágenes: Pichiko

Si alguna de las imágenes usadas en este artículo están en violación de un derecho de autor, por favor póngase en contacto con nosotros.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies